Los doctores deben tener una destreza increíble con las , poder operar correctamente a los pacientes. Pero esta habilidad no se adquiere leyendo , sino practicando. Los futuros médicos de presentan una muy particular.

Este consiste en realizar un origami en miniatura, con la ayuda de pinzas quirúrgicas. Su destreza es puesta a prueba y sus manos deben ser realmente habilidosas para lograr esta hazaña.