La demócrata Kate Brown, de 54 años, fue juramentada este miércoles como gobernadora de Oregon y se convierte en la primera persona abiertamente bisexual en estar al frente de un estado en EE.UU.

Brown sustituye a John Kitzhaber, quien debió renunciar en medio de un escándalo de corrupción.

De acuerdo con la constitución de Oregon, al quedar el cargo de gobernador vacante, le correspondía al secretario de estado, en este caso Brown, encargarse de las funciones.

Al tomar posesión, Brown anunció que evaluaría una serie de reformas para recuperar la confianza del público, así como también abordaría la situación económica de las familias trabajadoras en Oregon.