San Cristobal.- El Juzgado de la Instrucción de San Cristóbal, dispuso variar la medida de coerción del exteniente coronel de la Policía Nacional, Johan Emilio Liriano Sánchez, vinculado a una presunta red al servicio del narcotráfico y sicariato en el país.

En este sentido, tras nueve meses en la cárcel de Najayo, hace cuatro días a Liriano le fue variada la medida por una garantía económica de cien mil pesos, impedimento de salida y presentación los días 30 de cada mes por ante el Ministerio Público.

Se recuerda que la policía vinculó una finca propiedad del ex oficial en San Cristóbal, con los extintos sicarios Juan Félix Cordero, alias Copelín, y Edgar Rafael Rijo, alias Maestrico.