Santo Domingo.- Las reservas de agua de las presas del país continúan en descenso, lo que pone en riesgo el suministro a la población.

En este sentido, los embalses de Valdesia y Jiguey han reducido sus caudales a un tercio de lo habitual, por lo que la Corporación de Acueducto y Alcantarillados sugiere a los usuarios economizar el líquido.

Sin embargo, ante la persistencia de la sequía, la CAASD reactivará pozos antiguos y continuará el reparto de agua en camiones.