La Policía reportó este lunes que murió el niño de dos años de edad que se encontraba interno desde el 28 de diciembre en un centro médico de Santiago, luego de ingerir una bebida alcohólica en su residencia de Dajabón.

El hecho es investigado por la Policía.

Se trata de Halin Contreras, quien falleció a consecuencia de intoxicación luego de la ingesta de alcohol. Tenía nueve días bajo cuidado médico.

El reporte preliminar del caso indica que el niño Halin ingirió alcohol la noche del 28 de diciembre, de una botella que habría encontrado en una habitación de la residencia en que vivía junto a sus padres.

En principio el infante fue atendido en un centro médico de Dajabón y luego referido a otro de Santiago, donde murió.

El infante era hijo de Dionisio Ogando, de 32 años, y la joven Yajaira Contreras, de 18, quienes se encuentran bajo investigación del Ministerio Público, de la jurisdicción de Niños, Niñas y Adolescentes.

La nota de la Policía señala que Ogando alegó que su hijo bebió alcohol de una botella que él había dejado en la habitación de la referida vivienda, ubicada en el barrio Los Cartones, de Dajabón.