COSTA DO SAUIPE, Brasil (AP) — Al menos tres estadios de la Copa del Mundo en Brasil no estarán listos a fines de diciembre en el plazo fijado por la FIFA.

El organismo rector del fútbol mundial dijo el martes que los estadios de Sao Paulo, Curitiba y Cuiabá no estarán listos debido a retrasos en las obras.

“Dos estadios serán entregados probablemente más cerca de febrero que en enero o diciembre”, dijo el martes el secretario general de la FIFA de la FIFA, Jerome Valcke. “Curitiba es donde estamos enfrentando más problemas. Claramente, Curitiba no será entregado antes del final de febrero de 2014, así que es un hecho”.

Tampoco se espera que el estadio de Cuiabá esté listo antes de febrero, apenas cuatro meses antes del inicio de la Copa del Mundo el 12 de junio. La FIFA dijo que todavía no sabe cuándo tendrá la sede de Sao Paulo, donde el colapso de una grúa la semana pasada mató a dos obreros y dañó parte del edificio.

“Estamos en un período en el que contamos con que la inauguración de la Copa del Mundo se jugará en Sao Paulo”, dijo Valcke. “No estamos en una situación de crisis en la que estamos considerando una alternativa a Sao Paulo. Estamos confiados en que ellos pueden entregar el estadio a tiempo (para la inauguración)”.

La FIFA ha advertido que no toleraría los mismos retrasos que afectaron la Copa Confederaciones en junio, cuando sólo dos de las seis sedes cumplieron con el plazo original.

El estadio da Baixada en la ciudad de Curitiba, en el sur del país, estaba al 85% en octubre, según las más recientes cifras divulgadas por el comité organizador local. El estadio Pantanal, en Cuiabá, estaba al 90% a fines de noviembre. También había preocupación por las obras en Manaos, en la Amazonia, que estaban al 91% en noviembre.

Las otras ciudades que todavía tienen que entregar sus estadios son Natal, en el noreste, y Porto Alegre, en el sur, aunque las obras están más avanzadas allí. Los estadios de Salvador, Fortaleza, Belo Horizonte, Recife, Río de Janeiro y Brasilia estuvieron listos para la Copa Confederaciones.

El presidente de la FIFA, Joseph Blatter, restó importancia a las demoras.

“Ha habido algunos retrasos menores en las obras en estadios, pero tan pequeños que, con una excepción, podemos cerrar los ojos y decir que todo va a estar listo”, dijo Blatter.

La FIFA quiere que los estadios estén listos al menos seis meses antes del inicio del torneo, para que haya tiempo para realizar al menos dos eventos de prueba en cada ciudad sede. Dice que no hay manera de trasladar partidos, porque se han vendido ya aproximadamente un millón de boletos para el mundial.